Vida.-1

27.11.2014 23:37

El se sentó en el puerto con los pies colgando hacia el mar. La noche era fría. Llovía lentamente. Una sirena en la lejanía le decía que había vida en aquella oscuridad. Miró el mar, la mar. Era una boca negra que se movía. Estaba solo. Ya no tenía casa, ni amigos, ni nadie que le pudiera ayudar. Un mendigo se le acercó y sin preguntarle nada se sentó a su lado, le tapó con un plástico que los cubría a los dos, y con una sonrisa le dio a beber un poco de vino de una botella casi vacía. El le invito al último cigarro que tenía. Una sombra oscura se alejó de los dos con un sonido a viento enfadado. Amaneció. En la puerta de un banco, encontraron a dos personas dormidas y abrazadas, con cara de felicidad. Vida -1 . Banco -0