Traidor.

25.01.2014 11:10

 A ti, que robas esperanzas.

prostituta, de alma corrompida,

traidor de la confianza amiga,

a tí, te dirijo este poema.

¡Maldita sea la hora en que naciste!

y el vientre que parió tal alimaña.

Asi tengas que vivir siempre tomando,

la medicina blanca que te escita,

y termines tus días arrastrado,

entre los restos de tu propia inmundicia.

Vomitando la mierda que respiras,

y engordando como cerdo en la matanza.

A tí, que comulgas y confiesas,

que te perdone Dios, yo ya no puedo.