poemilla

24.10.2014 12:11

En un país de chorizos,
tan fuerte olor había,
que los cerdos paseaban
cual si fuera la Gran Vía.

Se reían de los búhos,
de las águilas que sueñan,
de los burros que trabajan
para quitarles la mierda.

De los caballos que corren
tras la libertad soñada.
de las gallinas que crían
y de los gallos que fardan.

Se reían del león
que en las Cortes se sentaba,
y también de la girafa
que no veía por alta.

Los cerdos correteaban
presumiendo a todas horas
de que era ser chorizo
el futuro de sus hordas.

Más no sabían los cerdos
que teniendo ese festín,
a cada cerdo le llega
un día su San Martín.