poema x

29.12.2014 19:00

Un año tras otro marcha,
dejando un tiempo vivido.
Dejando dolor y penas,
y alegrías del olvido.

El viejo se va cansado
y el nuevo desnudo llega,
espero que no se marche
como el pobre que nos deja.

De joven se marchan lentos,
en la madurez amigos,
y cuando ya eres mayor
se marchan como dormidos.

Por correr no llegan antes,
por ir despacio no paran,
los años tienen su tiempo
y eres tu el que te engañas.