poema

27.05.2014 12:00

 

Las urnas medio vacías,
y no os queréis enterar,
de que el pueblo ya no os quiere,
ni para ir a votar.

Ir haciendo las maletas
que vienen otros detrás,
con la cabeza y las manos
limpias, pero de verdad.

Pido a Dios que me permita
ver caeros sin piedad,
con los huesos en la cárcel,
y sin dinero además.

No hay fiestas en los balcones,
ni en Génova ni en Ferraz,
las zorras se han escondido 
por temor al temporal.
3