José y el mar

13.04.2016 20:57

A veces se me olvida que la vida
me la dieron de regalo sin pedirla,
dejándome desnudo entre los vientos,
que me traen el frio del recuerdo.

Amigo mío, el de Ibiza la bella,
tú que te marchaste mar a dentro,
dejando tras de si un sentimiento,
que me duele en lo profundo de mi tiempo.

Recuérdame que hay alguien que me quiere,
que me busca, pero no me encuentra,
que necesita de mis risas y mis cuentos
para seguir viviendo estas miserias.

No me llames, que no quiero irme,
me resuenan en mi tus caracolas,
me atan las algas verdes del vacío,
y hay noches que quiero ir a verte. 

Aparta de mi mente estos silencios
de gritos en mi cabeza de vacío,
y déjame soñar que hay futuro,
y que la luz está en el camino.

A veces se me olvida que la vida...