Hoy

24.01.2013 19:53

Hoy como todos los días me ha llegado un regalo desde Colombia. Pequeña,con los ojos repletos de esperanza y la mente puesta en su hija de cuatro años. Como el Rocío de la mañana llena la casa de frescura y me hace pensar que ya nunca estaré sólo si ella vive. Hay veces que me regala un silencio,un arrope durante la siesta, y otras veces una mirada picara cuando quiere contarme algo como sí fuera su padre o su amigo del alma. Yo ya me he tomado ese papel en serio:soy padre y abuelo, y mi yerno ya tiene un trabajo. Hoy en el bosque ha entrado un rayo de sol en un hirvierno frío.