Hoy

18.04.2014 11:25

 

Hoy lloran en Macondo . La cándida Herendira ya no hablará con su abuela desalmada y definitivamente el coronel ya no tiene quien le escriba. Dos locos enamorados han tomado un barco río arriba y el cólera se quedará en la ciudad para siempre. Yo me quedaré solo, porque aún me quedan años para que sean cien los que tengo que estar, para reencontrarme con él. Ya nadie escribirá cuento en el periódico y Colombia llora triste porque la Literatura ha perdido a uno de los más grandes escritores de lengua castellana. Las putas jamás encontrarán quien hable de ellas con el amor y la descarnada sinceridad que él hablo, pero seguramente hoy cerrarán sus puertas y ventanas por que El ya no volverá a visitarlas. Prometo que volveré a leerte, ese será mi homenaje y seguramente seguiré hablando de ti en todos los años que me queden de vida. ¡Por cierto! no me avisaste de este viaje, y hay muchos en el mundo que no esperábamos esto, seguramente no te dio tiempo, espero que seas feliz, aunque de tu vida en este mundo no te puedes quejar. Siempre Moncho Borrajo.