Este blog

29.04.2013 12:28

 

Este blog va camino de ser un epistolario, un punto de comunicación con aquellos que dejan sus sentimientos en este pequeño bosque, donde el petirrojo y sus amigos nos escuchan, sin nada que objetar. He de deciros que nada me es más grato que el comprobar que no estoy solo en este mundo loco y trastornado por el dinero. En nuevo Becerro de oro de los antiguos judiós. Un Becerro que pisotea la cultura, los sentimientos y que hace pensar que el alma , para algunos, solo es un pastelito que se puede comer a cualquier hora. Ya nadie escribe cartas, ni mucho menos usa la pluma para ello, y un servidor tiene un poco de tristeza por ello, pero este invento del blog está consiguiendo que me comunique con aquellos que pensaban que eran los únicos que tenían esa sensación se abandono que yo siento ante una sociedad egocentrica, y egoista. ¡Bueno! Parece que este pequeño reducto de libertadas, no interesa a muchos, no es el Facebook, pero tiene el encanto de lo privado, lo íntimo y sobretodo lo sincero. El petirrojo anda cantando como un loco en su primavera, y eso me hace sentir mejor. Cada comentario vuestro me hace sentir y pensar que la soledad no existe si no es la buscada por uno mismo en ciertos momentos necesarios. La humanidad es más que un reducido grupo de capitalistas egocentricos y maniáticos religiosos con pretensiones de Mesias. Somos muchos los que necesitamos escuchar al pajarillo que llevamos en nuestro interior, sea un petirrojo o un águila real, para decirle al mundo que no estamos solos. Volverán los tiempos de la ética, la estética, la cordura, la humanidad, y el respeto, porque la vuelta de la rueda está llegando a su fin y una nueva ha de empezar.