El río

21.08.2015 12:00

 

Me iré por el río a bajo
como se fueron mis padres,
por no tener monumentos
y no molestar a nadie.
 
El Arnoia será el río,
os penedos el lugar,
y la puente nueva el sitio
donde me tenéis que echar.
 
Hacer después una fiesta
donde se pueda reir,
bailar, y recordar siempre
que a mi me hicísteis feliz.
 
Ni cajas negras ni lutos,
ni flores con cintas largas,
una gaita, panderetas
y "castañolas" del alma.
 
Espero iros dejando
en el tiempo que me queda,
risas y buenas palabras,
y alguna lágrima suelta.
 
Cuando me tiren al río,
no quiero ver gafas negras,
ni lágrimas de cocodrilo,
mientras difaman mi herencia.
 
A mis amigos les pido,
que tranquilos, que no vengan,
que ya estuvimos juntos
cuando merecía la pena.
 
Son cenizas nada más,
yo ya estaré en otra fiesta
donde pueda improvisar
a los que siempre me esperan.
 
Nervioso como en estreno,
estaré por comprobar,
¿que hay después de morir
si existe la libertad?.
 
El río sigue su paso,
y no lo pueden parar.
"Nuestras vidas son los ríos
que van a dar a mar"