Cosas mías

22.10.2014 21:34

En ese tiempo en que la sangre se altera ante las injusticias, y la juventud de los años nos hace sentirnos mayores y conocedores de todo, seguramente estaría donde hoy están muchos jóvenes y muchos desencantados, pero la edad y lo vivido, nos hacen tomar las cosas desde varios puntos de vista, y como ya nos engañaron antes aquellos en los que confiamos ciegamente pues...No creo ya en los profetas, en los salvadores de la patria, en los pastores del rebaño, en los que diciendo que luchan por los demás, se encumbran en los podes fácticos. No creo en ellos, porque además, uno los ve venir con la piel de cordero, suelta una gallina y sale el lobo escondido, porque el rencor, la ira, la envidia, las ansias de poder del lobo, son más fuertes que su ideología, que solo es un pastel para hambrientos. Se que no puedo convencer a los ciegos de que vean ni a los cojos de que corran, pero me daría mucha tristeza comprobar que todo ha sido otra trampa más, para que unos cuantos se enriquezcan y mueran los ideales sociales. Seguramente en los años venideros, si la vida me lo permite, verá muchas locuras por culpa de visionarios y profetas porque se han perdido las creencias en el ser humano, en la naturaleza, y el dios dinero lo acapara todo, incluso en los ideales que parecen más sanos. Uno asiste diariamente a la tomadura de pelo de los discursos tanto políticos como religiosos en todo el mundo, falsas iglesias, falsos sanadores... A mi manera lucho por cambiar mi entorno, pero está claro, que puede más una televisión manipuladora, que un ser que siempre ha luchado por ser libre, con las consecuencias que eso me ha traído. ¡Tiempo al tiempo! y como digo siempre: "El tiempo es el asesino de los mediocres"