Antonio, Granada se queda sola.

25.05.2017 20:43

Amigo mío Antonio:
Me enseñaste la Alhambra desde el restaurante,
que la mira de frente y la idolatra.
La catedral se hizo mozuela en tus palabras
y Torre la Vela dejó escapar un llanto
de mora enamorada.
¡Te has marchado, amigo mío!
sin molestar y sin contarme nada.
¡Granada sin tí, será siempre Granada!
la misma que te quiso y te mecía
en sus brazos de pura armonía,
cuando de las cuevas viejas
el flamenco sonaba a algarabía. 
El Jarro queda en silencio 
y en el teatro hay rumores
de que la cámara negra
ya no quiere estar colgada.
Hoy se han roto las cuerdas
de mi guitarra,
y tengo un sabor amargo
en mi garganta.
¿Quedamos a comer en el Chiquito?
Silencio........................................
¡Otra vez será! no pasa nada,
Será con luna llena en una noche clara
¿De testigo? la Alhambra.