1955

04.01.2014 13:31

 

Desde la carroza donde iba sentado, el rey Baltasar se percató de la mirada de un niño que estaba en brazos de su madre y con una de sus manos levantada con una carta en ella. Era imposible que la pudiera coger por la distancia a la que estaba. Sus miradas se cruzaron en el aire frío de la tarde noche de aquel 5 de Enero de 1955. El Rey asintió con la cabeza y el niño guardó la carta mientras sonreía. La madre al ver la cara de felicidad de su hijo le preguntó: ¿Que te ha dicho? Que si mamá, que seré cómico y haré muy feliz a la gente. ¡Como pasan los años!